Seleccionar página

Boca de enganche: los errores más frecuentes que provocan su rotura

Como principio general cuanto mayor sea la carga, menor debe ser la holgura existente entre el bulón y la boca de enganche. Si ésta existe, el desgaste prematuro provocará la rotura.

Rotación: de los dos elementos que se unen por medio del bulón, anillo y boca de enganche, uno de ellos tiene que ser giratorio como elemento de seguridad. Es frecuente que la parte giratoria esté situada en el remolque.

NUNCA debemos unir anillos y bocas fijas entre sí, ni tampoco anillos giratorios con bocas giratorias: el riesgo de rotura del enganche es inmediato.

Utilización de enlaces no normalizados: La elección errónea de los elementos de enlace produce la rotura del enganche. En este caso el diámetro exterior del anillo no es compatible con la capacidad interior de la boca, impidiendo la libertad de movimiento según los ángulos indicados en la normativa.

 

Modificación discrecional de cualquiera de los elementos de enlace:

Si uno de los elementos de unión no es conforme al otro, NUNCA debe modificarse para ajustarlo y evitar holguras en el enlace.

En este ejemplo el error es doble:

1. Se utiliza un anillo no conforme, de diámetro exterior superior al admitido por la boca.

2. Se elimina el necesario ángulo vertical mediante un calce.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies